Barcelona

Una copa de vino en Barcelona

Barcelona es tierra de vinos. La Ciudad Condal ofrece miles de alternativas para degustar deliciosos vinos en locales de primera calidad. En cada barrio de Barcelona usted encontrará puntos de interés enológico: bodegas, restaurantes, enotecas y vinotecas especializadas en las más diversas variedades de vino. Existe la posibilidad de acudir a una de las muchas catas de vino, tanto en degustaciones turísticas como profesionales. Si usted quiere adentrarse en la cultura del vino y conocer sus secretos, Barcelona es su ciudad. Sumérjase en ella.

La Rambla de Cataluña, situada en el Ensanche (l’Eixample), es el lugar de referencia para los amantes del vino. En esa zona y en sus alrededores se concentran enotecas y restaurantes de amplia bodega, espacios de estética vanguardista donde usted podrá degustar las mejores cosechas. Encontrará los vinos más selectos en locales distinguidos, modernos y elegantes, con un ambiente VIP exclusivo. Disfrutará de una selección de diferentes uvas y denominaciones de origen, incluyendo vinos clásicos y ecológicos, así como una amplia oferta de cavas y champagne para los paladares más exigentes. También cuenta con vinotecas y bodegas con un catálogo muy completo de vinos y licores.

Con la llegada del buen tiempo, la oferta enológica de Barcelona se amplía gracias a las terrazas de los hoteles, especialmente aquellas situadas en los hoteles del Paseo de Gracia y de la zona del puerto. En los últimos años, estas terrazas de moda se han convertido en circuitos de lujo para reuniones y fiestas privadas. Usted podrá saborear una copa de vino en un emplazamiento inigualable, con mucho glamour y unas vistas espectaculares de la ciudad. Son frecuentes las actuaciones de jazz y la música en vivo.

En estos locales usted podrá moverse facilmente con una tarjeta Renfe Tempo. Los barrios del Raval, el Poble Sec y el Born se caracterizan por su estilo personal y su atmósfera desenfadada. Usted podrá encontrar locales de moda y estética fashion, así como rincones bohemios acabados en madera, que recuerdan a las viejas tabernas. Diseminadas, bodegas con encanto y vinos de alta calidad. Al tratarse de zonas no masificadas de turismo, disfrutará del mejor ambiente y de las tacas con más solera. Por su parte, el barrio marinero de la Barceloneta es el lugar ideal para acompañar el mejor vino blanco con el “pescaito” frito.

Como puede ver, la oferta enológica de Barcelona es tan grande como la propia ciudad.

Aviso legal - Privacidad - Contacto - © 2022 Sant Antoni