Que ver en Mataro

Que ver en Mataró

Capital de la comarca barcelonesa del Maresme y límite del área metropolitana de Barcelona, Mataró compagina su importante actividad comercial e industrial con el mantenimiento de su profundo carácter mediterráneo y un gran movimiento cultural.

Pero no sólo por su actividad cultural y comercial es atractiva Mataró, sino que también posee un gran atractivo turístico que puede convertirse en destino turístico nacional. La Riera, por ejemplo, es el mismo lugar en el que se abría la puerta principal de la muralla que se levantó en el siglo XVI y que actualmente es parte fundamental de la arteria más importante de la ciudad. En los últimos años ha sido reformada para dar más relevancia a su vertiente peatonal y de paseo.

En su extremo inferior podemos disfrutar de la plaza de Santa Anna, con un pórtico barroco del año 1789 y con una iglesia del mismo nombre. Cerca podemos ver la casa de la Vila, sede del Ayuntamiento, edificio del siglo XVII aunque reformado en el siglo XIX.

En la parte trasera del edificio se encuentra un espacio conocido como la plaza del Ayuntamiento y en el que se sitúa el Museo Comarcal del Maresme, un bello edificio renacentista del siglo XVI. La sección arqueológica del museo posee un anexo situado en la entrada sur de la ciudad, que está formado por la torre Llauder y con restos de una villa romana de los siglos I y III d.C.

La Riera también asoma parcialmente a La Presó, uno de los edificios más importantes de la ciudad. Es de un innovador diseño, de 1863, y se debe a Elíes Rogent. Todo el interior se puede dominar desde un único punto de observación.

Otro de los epicentros turísticos para aquellos que pasan sus vacaciones en los hoteles en Mataró es la iglesia de Santa María de Mataró. De entre las sucesivas ampliaciones y reconstrucciones sobre edificaciones anteriores destaca la que tuvo lugar durante el siglo XVII, cuyo resultado es este templo que se sitúa en pleno centro de la ciudad. La fachada, del siglo XIX, es neorrománica y de aspecto medieval y en su interior, constituido por una amplia nave con dos capillas, se puede disfrutar de una de ellas, la capilla dels Dolors, del año 1708 y de estilo barroco. El altar del Roser es también de estilo barroco y se puede disfrutar en él un retablo del escultor mataroní Antoni Riera.

En otro artículo ampliaremos la información sobre sus interesantes alrededores.

Una visita a las playas de Mataró

Mataró es la capital de la comarca barcelonesa de Maresme, comarca conocida por sus playas, pueblos acogedores y tradición pesquera. Mataró siempre ha sido la ciudad importante de la zona, aunque ello no ha llevado a que pierda su esencia marinera.

Así, las playas de Mataró son una mezcla de playas de ciudad y playas de pueblo, son playas que cuentan sitio para todos y lugares donde los conocidos se encuentran. La capital del Maresme cuenta con 2,2 kilómetros de playas de arena granítica que están estructuradas de oeste a este, comenzando por la playa de Ponent, pasando por la playa de Varador, playa del Callao y por último playa de Sant Simó, todas ellas bien equipadas y múltiples servicios.

Por ejemplo, la playa del Ponent es una playa de carácter familiar situada entre el puerto de Mataró y el espigón situado justo por delante del paso subterráneo de la avenida Ernest Lluch. De arena más bien grande, tiene una alargada de unos 180 metros y una anchura media de unos 30 metros.

La playa del Varador se sitúa entre los espigones del antiguo Club Náutico y el del Puerto de Mataró y tiene en total 765 metros y una amplitud, anchura de 125 metros. Es una de las playas más emblemáticas gracias a su proximidad respecto al núcleo urbano y su espacio, de ambiente familiar también y donde seguro encontraremos sitio, cosa no tan fácil en las playas del Maresme.

En cuanto a la playa del Callao también es una playa de carácter familiar y deportivo situado entre la riera Sant Simó y el espigón de lo que en su día fue el Club Náutico de Mataró. En total, posee una largura de 400 metros y una anchura media de 50 metros.

Por último, durante tus vacaciones en Mataró, conocerás la playa de Sant Simón, que se se alarga desde la riera de mismo nombre hasta la zona del hotel Castell de Mata. Mide aproximadamente un kilómetro y cuenta con una amplitud media de treinta metros hasta el fortín (un bunker de la Guerra Civil Española), y a partir de aquí una media de 5 metros de anchura, con zonas donde la playa puede desaparecer por la acción dinámica del agua. Se trata de una playa más íntima y naturista y la que más lejos está del centro urbano.

Que ver en los alrededores de Mataró

Ayer hablamos sobre la bonita capital del Maresme, Mataró, que posee en su interior una interesante actividades cultural, comercial, industrial y turística. Pero la ciudad de Mataró por si misma sería tan sólo una isla interesante si sus alrededores no fueran también de un gran atractivo.

Así, si disfrutamos de unos días en alguno de los hoteles en Mataró, podemos visitar Arenys de Mar, a tan sólo 10 kilómetros de Mataró y que es un interesante núcleo marino que ya fue cantada en la mítica "Sinera" de Salvador Espriu, el personaje más importante que ha acogido este pueblo. En el casco urbano del pequeño pueblo se levanta la iglesia de Santa María de Arenys, construida en el siglo XVII con un pórtico barroco y un campanario de planta octogonal.

En el interior de la iglesia se puede destacar el retablo mayor, obra barroca del escultor catalán Pau Costa y que fue realizado en 1711. En el cementerio, raro atractivo de un pueblo, podemos ver y disfrutar de sus vistas al mar. Hay además, numerosos monumentos funerarios. La tumba de Salvador Espriu, el esmentado autor de "Sinera", fallecido en 1985 siempre está llena de flores frescas.

Canet de Mar puede ser otro interesante pueblo de los alrededores de Mataró. A tan sólo dos kilómetros de Arenys por la N-II, en su parte alta podemos localizar y disfrutar de la iglesia de Sant Pere de Canet, edificio de finales del siglo XVI y de estilo gótico tardío. La torre de su campanario, levantado allá por el siglo XVIII es conocida como la "La Pubilla de la Costa".

En fin, todo el Maresme, cuya capital es Mataró es un cúmulo de interesantes pueblitos de costa que suelen ser atractivo para los que viven cerca de la ciudad de Barcelona. En sus playas se juntas miles de personas durante todo el verano, entre catalanes, viajeros del estado y extranjeros, que viven en una bella armonía dominada por el ambiente relajado y veraniego que se vive tanto en sus playas como en sus calles.

Toda esta zona no tiene nada que ver con los turísticamente masificados pueblos de la costa de Girona y mantienen una autenticidad que es muy difícil de mantener en estos pueblos tan acribillados por los turistas. Si uno quiere pueblos tradicionales, pequeños, pesqueros y que sin embargo posean todos los servicios turísticos requeridos los pueblos del Maresme pueden ser el destino perfecto para ello.

Aviso legal - Privacidad - Contacto - © 2022