Que ver en Vilafranca del Penedès

Que ver en Vilafranca del Penedès

Vilafranca del Penedès es uno de los pueblos más emblemáticos de Catalunya. Con un núcleo antiguo de atmósfera tranquila y agradable, este pueblo de la provincia de Barcelona es famoso por sus vinos del Penedès. Los caldos criados en las viñas de la comarca poseen la denominación de origen del Penedès, por lo que si se visita la zona no viene de más llevarse alguna que otra botella de recuerdo.

En el pueblo de Vilafranca, el núcleo antiguo de la ciudad se organiza alrededor de la plaza de Santa María, donde se encuentra una iglesia gótica del siglo XV con el mismo nombre. La cripta del templo es obra de Josep Llimona, que más allá de Antoni Gaudí, también es conocido por su modernismo. La fachada es neogótica y data de 1905. Delante de la iglesia podremos encontrar el Palacio Real, palacio donde se firmó la Concordia de Vilafranca, es decir, documento por el que Carlos, hijo del monarca Juan II, era nombrado heredero y lugarteniente general de la Corona de Aragón.

El palacio fue construido entre los siglos XI y XIII, en estilo románico, pero fue reformado entre los siglos XIV y XVI donde se le dio el aire gótico actual. Además, hoy en día el Palacio Real alberga el Museo de Vilafranca, el Museo del Arte, el Museo Arqueológico, el Museo de Geología, una colección de ornitología y un más que interesante Museo del Vino, donde se muestra la historia de la producción vinícola desde la época romana.

Un poco más allá de esta plaza histórica nos encontraremos con la casa de la Vila y la casa Macià (bella representación de la típica casa catalana). También se encuentra cerca la plaza de la Vila, donde se alza la iglesia de Sant Joan, del siglo XIV. También podemos pasear por la rambla de Sant Francesc, en el centro de la ciudad y donde se encuentra la iglesia de Sant Francesc, de origen gótico y con un claustro que representa lápidas romanas y góticas.

Por último, para quedarnos con la impresión exacta de este Vilafranca del Penedès, es decir, de este pueblo tradicional moderno, vinicultor, podemos visitar otros monumentos que se dispersan por el casco antiguo y que están bien indicados, así como por ejemplo la casa Baltà, del siglo XVI.

Aviso legal - Privacidad - Contacto - © 2022 Sabadell